Me defino como un activista del cambio. Siempre oxigeno la tarea de recordarles a mis colaboradores cómo éste puede transformar un proceso de trabajo, haciéndolo más práctico o, incluso, llegar a transformar vidas, haciéndolas más dignas y tolerables.

El coranavirus puso a todos de cabeza. Nadie esperó las consecuencias y los cambios a partir de un hecho irreversible lejos de nuestro control. Unos sufren, otros se adaptan.

Lo cierto es que esa adaptación empieza en la cabeza. Se trata del impacto del cambio, el proceso de transición (netamente psicológico) y el resultado de qué hacer con ello, o bien, la manera en cómo tomamos acción en este contexto.

Para facilitarle el proceso, quiero compartir contigo algunas ideas que me han funcionado a mí, en tanto, jalan desde mi experiencia desde el conocimiento accionable hasta el resultado de hacer.

Qué es cambio personal

El cambio personal es un proceso de transformación mental, físico y espiritual que tiene como resultado el cambio de un hábito, el cumplimiento de una meta o el disfrute de un estado de bienestar personalísimo.

El cambio personal es convertirse voluntariamente en una mejor persona.

Lo que tienes que saber antes de iniciar un proceso de cambio personal de alto valor de dirección es esto:

Nadie cambia sin su consentimiento

Nadie se siente cómodo obligado a hacer algo que no quiere. Las personas tienen su tiempo y su mejor idea de cómo cambiar. Son ellas mismas, y no otras, las que reconocen cuáles son las mejores condiciones para ese momento. Y esto es algo que las personas saben, sienten o intuyen.

El cambio no se declara, se crea

Aunque pueda brindar cierta cuota de optimismo, nadie cambia mágicamente por afirmar que quiere cambiar. Las personas cambian cuando actúan, no cuando lo desean. Las personas crean cambio, cuando se aleccionan en la acción de transformar su realidad, y le dan a ésta, un nuevo significado.

10 ideas de cambio personal

Nada es eterno, todo cambia​

Los sentimientos no mueren, las relaciones y afectos no se acaban, se transforman, cambian.

El cambio es omnipresente, está en todas partes​

Está presente a toda escala en la esencia viva de los seres y las cosas. 

El cambio crea nuevos mundos​

Hace que reinventes el mapa y el territorio. Y te abras a nuevas coordenadas.

El cambio es un asunto de perspectiva​

Te resistes o adaptas a él, según la mirada que asumas para darle significado.

El cambio más efectivo es el autodirigido

Tú puedes dirigir atento, despierto y de forma consciente tu propia acción de cambio.

Las formas de cambiar, también cambian​

Aprendes a cambiar en muchos momentos, en varios lugares, de distintas formas con distintas personas.

Un cambio prepara otro

Un cambio te coloca en mejor posición para el próximo. En el cual, los caminos son más cortos.

El cambio no tiene reloj

Y es como el amor y el miedo: no sabes exactamente cuando comienza ni cuando termina se transforma.

El cambio es una carrera de relevo sin línea de meta​

Son series de relevo de “vueltas de la vida” que no terminan.

Sin cambio no hay resultados diferentes

No puedes esperar a que las cosas cambien sino haces algo distinto.